El Máster presenta su nueva identidad visual realizada por Tau Diseño.

Desde su fundación en 1980 Tau se ha desarrollado como una empresa de diseño integral capaz de anticiparse a las demandas de sus clientes en todas las facetas de su imagen y comunicación, con el objetivo de optimizar su proyección en el mercado y la sociedad. Ofrece así servicios de creación de identidad visual, comunicación corporativa e institucional, diseño editorial, embalajes contenedores, diseño para el entorno, eventos y arquitectura efímera y, por último,  web y nuevas tecnologías.

Emilio Gil es director creativo en Tau Diseño y uno de sus fundadores, además de impartir clases como profesor universitario. Fue premio Lauss de oro en 1995 en Diseño Editorial y posee el Certificate of Excellence  del Type Directors Club de Nueva York. Es asesor para la Junta Directiva de AEPD (Asociación Española de Profesionales de Diseño) en el proyecto del Museo del Diseño del MNAD (Ministerio de Cultura). Es autor de varios libros de diseño y comisario de exposiciones.

Para la creación del nuevo logotipo y tras un desarrollo de primeros bocetos e ideas se optó finalmente por la utilización de un calderón, es decir un símbolo de puntuación literario que irá creciendo horizontalmente e incorporando nuevos contenidos. El calderón representa desde una columna clásica, pasando por la relación entre la literatura y la arquitectura, la letra y la imagen, la música, el teatro, en definitiva la multiplicidad de disciplinas que engloba la gestión cultural. La tipografía utilizada para el nombre es la Rotis, que establece esa conexión con la Universidad Carlos III.

 

Posteriormente y una vez encontrada la composición definitiva del logotipo se desarrollaron las diferentes aplicaciones para los diversos soportes sobre los que será aplicado (lápiz, tarjeta postal, sobre, papel de carta, etc).

También se ha llevado a cabo un trabajo de animación del calderón, mediante el cual éste se redibuja para integrar los diferentes aspectos de la gestión cutural. En unos casos pasa a ser una ilustración, en otros se asocia a imágenes arquitectónicas o a fuentes tipográficas, cobra volumen, y un sinfín de posibilidades que justifican la utilización del propio símbolo. 

Puedes ver el vídeo de la presentación completa en el enlace de la derecha.