¿PARTE Y TODO EN GESTIÓN CULTURAL?

Estimados amigos;

Ante noticias como el nacimiento de Ciudad Prohibida, la convocatoria de la Consejería de Cultura y Portavocía y el concurso para la gestión del Centro Cultural de San Julián nos preguntamos: ¿De qué se habla cuando se invoca la participación ciudadana en la Cultura?¿Democratizar la Gestión Cultural, mancomunarla, dar voz al usuario? En el caso del nou Pacte del Botànic, ¿todo queda en meros brindis al Sol? Y dadas las críticas que ha ocasionado la Mostra de Teatre Amateur... ¿En qué forma están llamados los profesionales a participar de la gestión de los centros culturales?



Y ahondando en preguntas, el caso de las reclamaciones del CUP de Lleida sobre la Llotja, sumado a las indagaciones de John W. O’Hagan sobre la asistencia a actividades culturales financiadas con fondos públicos, reverdecen las interrogantes acerca de la gestión pública como única garante del acceso, desarrollo y disfrute público de la Cultura. Con ejemplos como el que rota en torno a a Escher, ¿podríamos decir que la gestión privada sólo encierra modelos de enriquecimiento?

Como sabéis, siempre reservamos un espacio en la #ActualidadCultural para las ofertas y convocatorias que seguro os son de ayuda. Esta vez destacamos la oportunidad de Dirección Artística para el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía y de dirección de gerencia del auditorio de Galicia. Recordad además que está abierta la presentación de candidaturas de Hispania Nostra, la convocatoria de presentación de proyectos de la Fundación Carasso y la bolsa de empleo para técnicos de Cultura en el ayuntamiento de Medio Cuyedo (Cantabria). Estas oportunidades se unen a recursos fruto de eventos y convocatorias en Gestión Cultural como el “call for papers” de la ENCATC, la 18ª Jornada de Conservación del Arte Contemporáneo del Museo Reina Sofía y el Riches project de la Unión Europea. 


Para cerrar, os dejamos hasta la semana que viene recordando que la #ActualidadCultural la haces tú; como ejemplo el empeño y desempeño de Rodrigo Burgos por aportar ritmo y compás al patrimonio vitivinicola.   



Iconos: Vaidehi Bala @nounproject | Danil Polshin @nounproject